Información General
Exclusivo

La magia está en la diversidad: entrevista a Rafael Vilches Proenza

Con Rafael Viches Proenza, uno de los autores que, gracias a Iliada Ediciones puede descubrir el lector argentino en el stand Patria y Vida conversamos.

Por Alejandro Langape, especial para NOVA

Con Rafael Viches Proenza, uno de los autores que, gracias a Iliada Ediciones puede descubrir el lector argentino en el stand Patria y Vida conversamos.

-Rafa, en lo personal, ¿cómo llegaron allí tus libros?

-Gracias al músico y activista Luis Alberto Mariño Fernández, uno de los gestores de este stand que me contactó para ser parte de este sueño hecho realidad. Es una fiesta para los escritores cubanos independientes, los prohibidos, los censurados por el régimen cubano, poder estar presentes en una Feria Internacional del Libro como la de Buenos Aires.

-¿Consideras la presencia del stand Patria y Vida en la fiesta del libro argentina un desafío a la propuesta oficialista cubana?

Claro que es un desafío a la dictadura. Pero, más que eso, es mostrar al mundo que existe otra Cuba, en la que hay muchos escritores silenciados. Que la literatura cubana no tiene fronteras y que ya no importa la maldita circunstancia del agua por todas partes.

-En la Feria del Libro de Buenos Aires han estado presentes varios autores cubanos con obras publicadas por editoriales de nuestro sistema nacional. En sus declaraciones, recogidas en medios oficiales cubanos, parecen reconocer al stand de las editoriales radicadas en la isla como el único representante legítimo de nuestra producción literaria. ¿Cómo valoras estas actitudes?

-No hay escritores inocentes, si apoyas a la dictadura formas parte de sus atropellos. Ya es imposible hacer invisibles a los artistas, escritores e intelectuales disidentes, opositores, independientes, dentro o fuera de Cuba. Hay un número importante de escritores dentro de Cuba que piensan que solo deben dedicarse a la escritura, que no deben hacer política. Pero si estás de parte de la dictadura, eres un político. Y eres tan asesino como ellos.

-¿Cuánto puede aportar al lector argentino el stand Patria y Vida aunque no puedan adquirir los libros que allí se exhiben?

-Hay en este sueño muchos editoriales cubanas, radicadas unas dentro de Cuba, donde trabajan de forma clandestina y otras en el exilio. Editoriales en las que confiamos autores de dentro y de fuera de la Isla-cárcel. Es la única opción para que un escritor como yo, censurado por la dictadura, un “apestado”, pueda publicar fuera de Cuba y darse a conocer. La dictadura ha llevado a la Feria a una escuadra de escritores oficialistas y un montón de agentes de la seguridad del Estado. El stand Patria y Vida ha puesto delante de los ojos de los lectores argentinos un montón de libros de autores que no existen para la dictadura cubana.

Esta Feria ha hecho visible a autores que escribimos desde el silencio de un país, y a otros que escriben desde la no patria, desde tierra de nadie, y a editoriales que han reunido a una literatura nacional dispersa por todos los continentes, amarrándonos a una sola orilla. Es hora de que Cuba sea libre, y la literatura cubana sea una sola, no importa donde sea el parto de la obra.

-Para concluir, ¿qué libros de los que las editoriales cubanas del exilio presentan recomendarías a los bonaerenses?

-Recomiendo los libros de Reinaldo Arenas, Oswaldo Payá, Ángel Santiesteban, Ana Rosa Díaz Naranjo, Marcial Gala, Enrique del Risco, Armando Añel, Armando de Armas. Los recomiendo todos. Ahí está la magia de la literatura de un país, en su diversidad.

Lectores: 173

Envianos tu comentario