Nacionales
Siguen las repercusiones

Escándalo para Noboa: la madre de Jorge Glas lo denunció por secuestro y tortura

La denuncia menciona un periodo de desaparición forzada entre el 5 y el 10 de abril.

Norma Mercedes Espinel Araúz, madre del exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, presentó una denuncia contra el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, y otros altos funcionarios de su gobierno por delitos de tortura, secuestro, violación de los deberes de la humanidad y desaparición forzada en perjuicio de su hijo.

La querella fue elevada en la Agregaduría de la Fiscalía General de México (FGE) en la Embajada del país azteca el 26 de abril, con la asesoría legal de Miguel Olmedo Robles León, Juan Manuel Torres Salgado y Moisés Augusto Montiel Mogollón.

Espinel, radicada en España, afirma que su hijo fue secuestrado el pasado 5 de abril por un contingente policial por orden del presidente ecuatoriano, mientras se encontraba en la legación diplomática mexicana en Quito. Alega que Glas fue sometido a torturas que resultaron en el dislocamiento de sus dedos pulgares y amenazas de muerte.

La denuncia también menciona un periodo de desaparición forzada entre el 5 y el 10 de abril, durante el cual Glas estuvo incomunicado y hospitalizado después de intentar quitarse la vida mientras estaba bajo custodia del Estado ecuatoriano.

El recurso de ‘habeas corpus’ presentado por la defensa de Glas reveló que Noboa admitió haber ordenado el asalto a la Embajada de México, respaldado por otros funcionarios de su gobierno.

Los abogados de Espinel argumentan que, aunque los jefes de Estado tienen inmunidad relativa ante la justicia, Noboa abrió la puerta a investigaciones al declarar la existencia de un conflicto armado interno en Ecuador, lo que justificó un estado de excepción ratificado por la Corte Constitucional.

Miguel Olmedo, uno de los representantes legales, sostiene que los delitos denunciados están incluidos en el Convenio de Ginebra, que protege a civiles en tiempos de guerra, lo que permite la investigación penal de los jefes de Estado. Además, señala que el Código Penal Federal de México otorga competencia a la FGR para investigar delitos en embajadas.

La ilegalidad de la detención de Glas fue establecida por la Corte Nacional de Justicia de Ecuador en abril pasado, ya que el allanamiento de la sede diplomática se realizó sin una orden judicial. Esta denuncia pone de relieve las tensiones políticas y legales en Ecuador y México en torno a este caso.

Lectores: 141

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: