Nacionales
Que caradura

VIDEO | Noboa piensa en la reelección pero todavía ni cumplió sus promesas de 2023

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa. (Dibujo: NOVA)

En la recta final de su campaña electoral, el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, hizo varias promesas contundentes sobre la construcción de cárceles de máxima y supermáxima seguridad, así como el traslado de presos de alta peligrosidad a cárceles barcaza. Sin embargo, seis meses después de asumir el cargo, estos compromisos no se han materializado, lo que ha generado dudas y escepticismo entre la opinión pública.

Noboa prometió inicialmente utilizar cárceles barcaza para los presos de mayor peligrosidad como una medida provisional mientras se construían nuevas megacárceles de máxima seguridad. En su primera entrevista el 6 de diciembre de 2023, afirmó que estas cárceles flotantes serían una solución temporal, pero hasta ahora no se ha realizado ningún traslado de este tipo.

El traslado de los cabecillas de bandas delincuenciales a la cárcel de La Roca en Guayaquil ha sido la única acción concreta relacionada con la reubicación de presos. Sin embargo, esta medida no cumple con las promesas más ambiciosas de Noboa.

El 17 de mayo, el presidente Noboa declaró que la construcción de la primera megacárcel comenzaría en "dos o tres semanas". A pesar de este anuncio, la falta de detalles y la constante postergación de fechas han incrementado la incredulidad del público. Desde el 11 de enero, el Gobierno ha retrasado repetidamente la colocación de la primera piedra, y la ministra del Interior, Mónica Palencia, ha guardado silencio sobre los motivos.

Las ubicaciones para las nuevas cárceles se mantienen en Santa Elena y Pastaza, pero el diseño y otros detalles siguen sin confirmarse. Además, la construcción ha enfrentado problemas financieros, ya que el Ejecutivo no ha podido asegurar los recursos necesarios debido a la falta de liquidez en la caja fiscal.

En febrero, el viceministro de Gobernabilidad, Esteban Torres, reconoció que la falta de recursos había obligado al Gobierno a buscar proveedores dispuestos a aceptar bonos del Estado como pago, sin éxito. La falta de contratos y licitaciones internacionales, junto con el secretismo sobre los contratistas, han contribuido al escepticismo general.

Oposición y desafíos

La propuesta de construir nuevas cárceles ha generado rechazo entre las comunidades locales, particularmente en Santa Elena, donde los estudios del suelo han causado tensiones. Además, la presencia de militares durante estos estudios ha sido breve y poco efectiva en mitigar la oposición local.

El objetivo final del Gobierno es permitir la demolición de la Penitenciaría de Guayaquil y reemplazarla con nuevas instalaciones. Sin embargo, el retraso en la construcción y la falta de claridad sobre el proceso y los contratistas han dejado este objetivo en suspenso.

Lectores: 98

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: