Nacionales
Polémica

VIDEO | La esposa de Noboa quiere construir un resort de lujo en un bosque protegido

Lavinia Valbonesi junto a Daniel Noboa.

En un acto de resistencia, los comuneros de Oloncito encendieron una fogata y cocinaron pescado y plátano verde para pasar la noche vigilando la zona de manglares conocida como Esterillo de Oloncito. Su objetivo es proteger este ecosistema frente a un proyecto inmobiliario de lujo llamado Echo, impulsado por la empresa Vinazin S.A., de la cual la esposa del presidente de Ecuador, Lavinia Valbonesi, es la única accionista.

Hace 23 años, la comunidad luchó para que las autoridades declararan el área como bosque y vegetación protegida, lo que otorga derechos constitucionales. Sin embargo, a mediados de 2023, se enteraron de los planes para construir cuatro edificios con 24 viviendas, áreas verdes y un malecón en la zona. Desde entonces, los pobladores estuvieron en pie de lucha para evitar la tala del bosque y el relleno del estero, que amenaza su modo de vida y su seguridad.

El proyecto fue cuestionado debido a su impacto ambiental y social, así como a las conexiones políticas de sus promotores. La empresa obtuvo el registro ambiental del Ministerio de Ambiente, liderado por una ministra cuestionada por su falta de experiencia y por la forma en que se concedió el permiso, apenas dos semanas después de que el presidente Daniel Noboa asumiera el cargo.

Los estudios de factibilidad, realizados por una empresa vinculada al gobierno, sugieren que el relleno del estero beneficiaría a la familia presidencial al recuperar terrenos perdidos por la erosión del manglar. Sin embargo, esto pondría en peligro la supervivencia de la comunidad de Oloncito, que depende del turismo y del ecosistema costero para su subsistencia.

A pesar de las críticas y las protestas de los comuneros, el presidente Noboa ha defendido el proyecto y ha acusado a sus opositores de intentar desacreditarlo políticamente. Mientras tanto, la comunidad de Oloncito sigue en vigilia, con la incertidumbre sobre el futuro de su hogar y su medio ambiente en manos de la empresa de la primera dama, cuya popularidad en redes sociales contrasta con su falta de responsabilidades gubernamentales.

Lectores: 115

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: