Mundo NOVA
Arqueología subacuática

Recuperaron un antiguo barco romano hundido en las costas del mar Adriático

En esa zona se hallaron dos ánforas acéfalas del siglo I antes de Cristo, y un cuello de jarra y otro de ánfora del siglo III antes de Cristo. Además, se localizó un proyectil datado de la Segunda Guerra Mundial.

Una embarcación de la Antigua Roma de la que no se tenía constancia, así como unas ánforas y jarras hundidas datadas entre el siglo III y I antes de Cristo, han sido recuperadas cerca de la desembocadura del río Timavo en el mar Adriático (noreste de Italia), informaron hoy los carabineros.

Se trata de un “descubrimiento de excepcional importancia histórica para la zona del alto Adriático” realizado por la Armada de Carabineros para la Protección del Patrimonio Cultural (TPC) de Údine (norte) durante los controles habituales que se efectúan en los sitios arqueológicos sumergidos.

La embarcación está en gran parte enterrada a cinco metros de profundidad y, por las partes del casco visible, se calcula que su eslora mide doce metros, aunque “podría tener al menos el doble de largo y no menos de ocho metros de ancho”, se explica en un comunicado, apuntaron los carabineros en un comunicado.

Un primer estudio de la embarcación reveló que se había construido con una técnica de mortaja con tablones de madera de unos quince centímetros de anchura.

La actividad de los investigadores se centró cerca de la isla de Grado, donde en el año 2000 se encontró otra embarcación romana del siglo III, y donde antiguamente se encontraba el puerto fluvial de Aquilea, desde el cual se iniciaba una importante ruta comercial que se conectaba con el resto de Italia y otras comunidades griegas.

En esa zona se hallaron dos ánforas acéfalas del siglo I antes de Cristo. y un cuello de jarra y otro de ánfora del siglo III antes de Cristo.

También se hallaron varias ánforas cerca de la desembocadura del río Timavo, donde había una importante villa romana destinada a la producción agrícola y pesquera, y de donde procedería este objeto.

Por otra parte, se localizó un proyectil datado de la Segunda Guerra Mundial y atribuible “a las baterías antiaéreas colocadas para defender el importante complejo industrial de construcción naval”.

Todos los objetos arqueológicos recuperados fueron trasladados a la unidad de arqueología de la región de Friuli-Venecia Julia, cuya capital es Trieste, y donde se restaurarán y catalogarán para ampliar las investigaciones históricas sobre la importancia de esta zona en la Antigua Roma “como centro marítimo”.

Lectores: 135

Envianos tu comentario