Nacionales
Situación compleja

Noboa, complicado, no le quiere dejar la presidencia a Abad

Una posibilidad que se analiza es delegar la Presidencia a un ministro, en lugar de a la vicepresidenta.

En Ecuador, el presidente Daniel Noboa enfrenta una situación compleja respecto a la posibilidad de encargar la Presidencia a su actual vicepresidenta, Verónica Abad, en caso de su ausencia temporal. El viceministro de Gobierno, Esteban Torres, explicó el 27 de mayo de 2024 que se están evaluando opciones legales para evitar esta eventualidad.

Una posibilidad que se analiza es delegar la Presidencia a un ministro, en lugar de a la vicepresidenta. Torres recordó que esta estrategia ya se utilizó en 2017, cuando el exvicepresidente Jorge Glas dejó temporalmente su cargo durante su participación en las elecciones, encargando la Presidencia a la ministra Sandra Naranjo.

La secretaria de Comunicación, Irene Vélez, defendió la decisión de Noboa, negando cualquier motivación vengativa y aludiendo a "escándalos de corrupción" relacionados con Abad, específicamente el caso Nene. Vélez sugirió que existen suficientes indicios para considerar la separación de Abad.

Torres subrayó que sería "nefasto para el país" que Abad asumiera el poder, mencionando también una denuncia en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) contra ella. Sin embargo, el constitucionalista David Ochoa explicó que según el artículo 146 de la Constitución, la Vicepresidencia puede ser encargada en casos de ausencia temporal, pero esto debe ser autorizado por el Legislativo. Abad, al estar cumpliendo funciones como embajadora, no se encuentra en una ausencia temporal oficial.

Ochoa aclaró que si Abad decidiera apartarse de su rol, debe comunicarlo al presidente, quien tendría entonces la responsabilidad de seleccionar un reemplazo. El analista Esteban Ron también cuestionó la posibilidad de delegar a un ministro, citando el artículo 93 del Código de la Democracia, que requiere que los dignatarios que buscan la reelección tomen licencia sin remuneración desde el inicio de la campaña, lo que implicaría una subrogación automática de funciones sin opción intermedia.

Ron sugirió que una posible estrategia del gobierno sería la "desconcentración de labores," manteniendo a Abad en su rol en Israel, mientras el presidente delega acciones de política pública a otros funcionarios específicos en Ecuador. Por ejemplo, podría asignar la responsabilidad del sector minero a un funcionario en particular y así con otras carteras del Estado. Esta medida permitiría mantener el control sin necesidad de encargar la Presidencia a Abad.

Lectores: 87

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: