Nacionales
Cambios en el Gobierno

Fracaso anunciado: Lasso designó a Cobo en el manejo de las cárceles, quien dijo que "no podrá hacer mucho"

Fausto Cobo fue nombrado frente al Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI).

Los asesinatos de siete presos procesados por el crimen de Fernando Villavicencio, el último fin de semana, evidenciaron nuevamente el débil -si no escaso- control dentro de las cárceles. La crisis llevó a que el presidente Guillermo Lasso encargara por tercera ocasión a Fausto Cobo, uno de sus hombres de confianza, la dirección del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI).

Cobo ha reconocido que no puede ofrecer soluciones al problema de las prisiones cuando apenas quedan menos de dos meses para que termine el Gobierno. En entrevistas recientes ha señalado que se concentrará en trabajar en la Penitenciaría del Litoral y La Roca, y que se enfocará en mejorar la seguridad de los protocolos de ingreso y salida de las cárceles.

La primera vez que lo nombraron director del SNAI fue el 22 de julio de 2021, dos meses después de que empezó la presidencia de Guillermo Lasso.

Aquel momento, Cobo consideraba a las cárceles zonas de guerra. “El sistema carcelario está controlado por narcocriminales que han convertido a las cárceles en zonas de guerra entre carteles y mafias por disputas de mando, control, mercados y territorios para ejecutar sus actividades delincuenciales. LAMENTABLE: las autoridades NO atinan UNA!”, publicó el 22 de julio el coronel del Ejército en servicio pasivo.

Al anunciar la primera dirección de Fausto Cobo en el SNAI, el primer mandatario aseguró que “¡las mafias serán derrotadas!”. Sin embargo, luego de más de dos años, varias masacres, amotinamientos y el paso de seis directores del SNAI, aquella afirmación del presidente no se ha cumplido.

Que otra vez se haya puesto a Fausto Cobo a dirigir el sistema carcelario no sorprende a expertos y, dadas las circunstancias, tampoco se espera que su gestión sea trascendental.

Lectores: 255

Envianos tu comentario