Nacionales
Cifras alarmantes

En 2024, asesinaron a una mujer cada 34 horas

Se registraron 108 femicidios. Las organizaciones de Derechos Humanos piden al gobierno que repare a las familias de las víctimas, especialmente a los infantes que quedan en orfandad.

La violencia machista en Ecuador continúa siendo una grave problemática, reflejada en las altas cifras de femicidios registrados este año. Un informe reciente de la Fundación Aldea reveló datos preocupantes sobre los femicidios en Ecuador.

Entre el 1 de enero y el 31 de mayo de 2024, se contabilizaron 108 asesinatos de mujeres por violencia de género. De estos, 61 fueron feminicidios íntimos, sexuales o familiares, 10 transfeminicidios y al menos 31 relacionados con sistemas criminales. Esto implica que, en promedio, una mujer fue víctima de femicidio cada 34 horas en lo que va del año.

Desde la tipificación del femicidio como delito en el Código Penal de Ecuador en 2014, al menos 1812 mujeres, niñas y adolescentes han sido asesinadas por razones de género. Las provincias con mayor número de casos en 2024 son Guayas con 25, Manabí con 18, Santa Elena con 7, y Pichincha y Esmeraldas con 6 casos cada una.

Discrepancias en las cifras oficiales

El mapeo realizado por la Alianza Feminista, que agrupa a varias organizaciones sociales, presenta una perspectiva más cercana de los femicidios en el país, revelando diferencias significativas con los datos oficiales.

Por ejemplo, el Ministerio de la Mujer registró 35 casos de femicidio entre el 1 de enero de 2024 y el 5 de mayo de 2024. En contraste, la Fundación Aldea reportó 108 casos en el mismo período. Según el gobierno, desde 2014 se registraron 755 femicidios, mientras que las ONG reportan más de 1.800 casos.

Características y contexto de los femicidios

La Fundación Aldea destacó que 18 mujeres habían reportado antecedentes de violencia y tres tenían una boleta de auxilio. Además, 17 mujeres fueron reportadas como desaparecidas antes de ser encontradas sin vida. Desde 2014, al menos 1775 niños, niñas y adolescentes han quedado en orfandad, y en 2024, 77 niños perdieron a sus madres por femicidios.

El análisis de la ONG revela que el 35 por ciento de los femicidas tenían vínculos sentimentales con las víctimas. Seis asesinos se suicidaron tras cometer el crimen y otros dos intentaron hacerlo sin éxito.

Uso de armas de fuego y sistemas criminales

Un aspecto preocupante es el aumento del uso de armas de fuego en los feminicidios. En 2019 y 2020, el 9 por ciento de estos crímenes se cometieron con armas de fuego. Esta cifra aumentó a 48 por ciento desde 2021 y alcanzó el 67 por ciento en 2022 y 2023. En 2024, el 61 por ciento de los feminicidios hasta mayo fueron perpetrados con armas de fuego. La Fundación Aldea exhortó a las autoridades a implementar medidas más efectivas para combatir la violencia de género y proteger a las mujeres de los peligros emanados de sistemas criminales.

Los sistemas criminales, que incluyen redes organizadas dedicadas a actividades delictivas como el narcotráfico, trata de personas, pandillas, contrabando y delincuencia transnacional, utilizan la violencia extrema para mantener el control y eliminar amenazas. Estos sistemas también cooptan a niñas y adolescentes, integrándolas en sus filas y asignándoles roles tanto tradicionales como activos en las actividades delictivas.

Legislación y reparación

El 28 de mayo de 2024, la Asamblea Nacional aprobó la Ley de Reparación Transformadora e Integral, que reconoce a los familiares de las víctimas de femicidio como víctimas directas y establece mecanismos de acompañamiento y reparación desde el primer día del delito. Esta ley, impulsada por organizaciones de mujeres y familias de víctimas, está a la espera de la ratificación del presidente Daniel Noboa.

La situación de violencia machista en Ecuador es alarmante y requiere una respuesta integral y efectiva del Estado para proteger a las mujeres y garantizar justicia para las víctimas y sus familias.

Lectores: 75

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: