Nacionales
Medioambiente

El relator especial de la ONU advirtió por el incumplimiento de sentencias ambientales en Ecuador

Marcos A. Orellana expresó su preocupación por el incumplimiento o la demora en acatar varias sentencias judiciales.

Durante una visita de cinco días a Ecuador, el relator especial de la ONU sobre Sustancias Tóxicas y Derechos Humanos, Marcos A. Orellana, expresó su preocupación por el incumplimiento o la demora en acatar varias sentencias judiciales relacionadas con la protección del medio ambiente y la salud pública. En una entrevista con EFE, Orellana destacó la importancia de cumplir con los fallos judiciales como un elemento esencial del Estado de Derecho y una garantía establecida en la Convención Americana de Derechos Humanos.

Uno de los casos mencionados por Orellana es la sentencia que ordena el retiro de más de 400 antorchas de gas, conocidas como "mecheros", en los campos petroleros de la Amazonía ecuatoriana. Estas antorchas queman el gas extraído junto al crudo, generando contaminación y afectando la salud de las comunidades cercanas. A pesar de la orden judicial, estas antorchas no han sido retiradas, lo que es motivo de preocupación.

Otro caso importante es el proceso de cierre del Bloque 43-ITT, uno de los yacimientos de petróleo más importantes de Ecuador. En un plebiscito histórico, los ecuatorianos votaron a favor de desmantelar este bloque para proteger el Parque Nacional Yasuní, una de las áreas con mayor biodiversidad del mundo. Sin embargo, hasta el momento, el Bloque 43-ITT sigue en producción y el gobierno aún no ha presentado un cronograma para cumplir con esta orden ciudadana, cuya implementación es supervisada por la Corte Constitucional.

Orellana también destacó el caso de Sarayaku, una comunidad del pueblo kichwa que, en 2012, obtuvo una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) para anular concesiones mineras en su territorio, otorgadas sin su consentimiento previo. No obstante, más de una tonelada de explosivos sigue sin ser retirada de la zona, poniendo en peligro la vida y la salud de las personas.

El relator especial de la ONU señaló el manejo inadecuado de sustancias altamente tóxicas por parte de algunas operaciones mineras, que acumulan desechos con altos niveles de arsénico o cianuro. Estos desechos representan un riesgo significativo de accidentes y contaminación de ríos, lo que podría perjudicar gravemente la salud humana y el medio ambiente.

La pequeña minería aurífera en Ecuador también fue mencionada por Orellana debido al uso de mercurio, un elemento extremadamente peligroso que puede causar graves problemas de salud, incluyendo la pérdida de capacidad motriz y daños al sistema nervioso. El mercurio es persistente y puede generar áreas contaminadas que perduran por décadas o siglos.

Orellana se refirió al uso de agrotóxicos en la agricultura extensiva en Ecuador. Muchos de estos productos están prohibidos en sus países de origen debido a sus peligros para la salud y el medio ambiente, pero son producidos para su exportación a países en desarrollo.

Después de su visita a Ecuador, Orellana planea visitar Samoa, una isla afectada por la contaminación de plásticos, y Japón, donde examinará temas relacionados con las aguas contaminadas de Fukushima y la contaminación ambiental causada por bases militares. Orellana enfatizó la necesidad de abordar las exportaciones de desechos tóxicos y plásticos peligrosos, subrayando que estas prácticas representan un racismo ambiental y una grave injusticia global.

La visita de Orellana a Ecuador pone de relieve la importancia de cumplir con las sentencias judiciales para proteger el medio ambiente y garantizar los derechos humanos. También destaca la necesidad de un manejo adecuado de sustancias tóxicas y la implementación de políticas que protejan la salud pública y el entorno natural.

Lectores: 70

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: