Judicial
Asesinaron a un policía en Guayaquil

Crece la violencia en el país a pesar del Estado de Excepción declarado por el Presidente

El asesinato sucedió apenas un día después de que el presidente Guillermo Lasso decretara el Estado de Excepción en tres provincias del país.

Un agente policial fue asesinado por un grupo de sicarios el último fin de semana en Guayaquil. La Policía Judicial confirmó el hecho donde el uniformado fue atacado por los delincuentes en la Entrada de la 8, una zona del norte de la urbe que suele ser muy transitada. El asesinato sucedió apenas un día después de que el presidente Guillermo Lasso decretara el Estado de Excepción en tres provincias del país donde la violencia criminal ha incrementado.

El policía que fue asesinado estaba en su vehículo cuando fue atacado por los sicarios. El uniformado intentó evadirlos, pero por la velocidad, el auto se volcó. Cuando intentó escapar del accidente, los asesinos le dispararon. Las autoridades aseguran que están tras la pista de los asesinos.

“No es tarea sencilla recuperar la seguridad”, expresó el ministro del Interior, Patricio Carrillo en su cuenta de Twitter, añadiendo que “la falta de escrúpulos y los sórdidos motivos de los delincuentes no se impondrá. Paz en la tumba del cabo segundo Carlos Cortéz”.

De acuerdo con el Gobierno, en el primer día de Estado de Excepción, hubo 30 detenidos en las provincias de Guayas, Manabí y Esmeraldas. Algunos de los aprehendidos no respetaron el toque de queda desde las 23 hasta las 05 horas, y otros fueron detenidos por diversos delitos. La policía, además, ha realizado allanamientos y operativos para decomisar armas, municiones y explosivos. Asimismo, se han movilizado alrededor de nueve mil uniformados, entre policías y militares, para contener la violencia.

En su guerra declarada al narcotráfico, el presidente Lasso volvió a ordenar el viernes el estado de excepción a causa de una grave conmoción interna por la inseguridad. De la mano del narco creció la criminalidad en Ecuador, con 1255 muertos -entre ellos decapitados y mutilados- en el primer cuatrimestre de este año frente a los 2500 de todo 2021 y 1400 de 2020.

El gobernador de Guayas, Pablo Arosemena, dijo a la AFP que la prioridad es restablecer el orden en áreas controladas por mafias: “Necesitamos intervenciones prolongadas y sostenidas para que los índices de inseguridad se estabilicen y decrezcan” aseguró.

Lectores: 252

Envianos tu comentario