Nacionales
El empresario tendrá un año y medio de mandato

Chau Lasso, hola Noboa: Ecuador tiene nuevo gobierno y poco tiempo que perder

Daniel Noboa tendrá el duro reto de encausar el país luego de la pésima gestión de Guillermo Lasso.

El pasado domingo el electorado ecuatoriano depositó la responsabilidad de la presidencia en el joven empresario Daniel Noboa, quien venció a la candidata respaldada por Rafael Correa, Luisa González. El nuevo mandatario deberá enfrentar los desafíos de la violencia desatada en todos los niveles y el creciente poder del narcotráfico, hoy acuciantes para una sociedad caracterizada por la inequidades.

Esos desafíos se verán potenciados por una doble dificultad, a saber, que sólo ocupará el cargo hasta mayo de 2025 y que tendrá que lidiar con un Poder Legislativo fragmentado y con un gran número de bancas en poder del correísmo.

Una elección particular

Debe aclararse que está elección presidencial en Ecuador fue anticipada. Noboa obtuvo la victoria en segunda vuelta frente a Luisa González tras un proceso iniciado a comienzos de este año cuando el presidente saliente, Guillermo Lasso, solicitó la convocatoria de elecciones anticipadas a través de un mecanismo constitucional conocido como “muerte cruzada”. Esa figura le otorga la facultad al primer mandatario de disolver la Asamblea Nacional, organismo unicameral que ejerce el Poder legislativo, pero implica simultáneamente resignar la presidencia. Es en virtud de la aplicación de este mecanismo previsto en el texto constitucional que el mandato para el cual fue elegido Noboa es tan corto: solamente completará el período presidencial iniciado por Lasso en mayo de 2021.

Resulta interesante que la elección que convirtió en presidente a Noboa tuvo una característica compartida con la que hizo lo propio con Lasso. Pese a haber obtenido ambos el segundo lugar en las elecciones de primer término, la aversión hacia el correísmo que cunde en amplios sectores de la ciudadanía acabó por convertirlos a ambos en presidentes.

También existieron diferencias. Con 36 años, el empresario bananero Noboa asumirá como el presidente más joven del país a diferencia del banquero Lasso, que entregará el mando con 67 años. El dato no es menor porque los jóvenes representan un tercio de la población del país. Noboa aparece de esta manera como un joven exitoso que triunfa incluso allí donde su padre, Álvaro Noboa, 5 veces candidato presidencial, siempre había fracasado. Además, Daniel Noboa adoptó un discurso menos virulento que el que había utilizado oportunamente Lasso, posiblemente porque más allá de la polarización existente en torno a la figura de Rafael Correa, el problema que más acongoja al país es la violencia.

Lectores: 77

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: